Educar para la Paz
Educación para la paz

La Paz

El doble nacimiento de la educación para la paz

Investigación, educación y acción

Un intento de síntesis

La lucha contra el conformismo
El segundo nacimiento de la educación para la paz, que en buena medida desconoce en un primer momento al anterior, se da de la mano de la Investigación para la paz (peace research). Se trata de una nueva disciplina que nace, aunque con importantes precedentes, tras la IIȘ Guerra Mundial y se consolida a mediados de los cincuenta y principios de la década de los sesenta, con la creación del Journal of Peace Research.

En palabras de uno de sus fundadores, Johan Galtung, «la investigación para la paz, en su estado actual, persigue la reducción de la violencia, tanto directa como estructural; adopta una actitud crítica frente a la realidad de hoy; contribuye a los debates y medidas de orden político, con frecuencia mediante grupos trasnacionales que pueden actuar sobre las organizaciones internacionales o por medio de ellas; utiliza elementos de todas las ciencias sociales y contribuye a las mismas».

Tiene, pues, carácter atípico en tanto que disciplina con pretensión científica: pretende introducir conciencia en la ciencia, descubrir las causas de la guerra y de la violencia para minar su legitimidad como instrumento político y promover así condiciones de paz.
CARACTERÍSTICAS
  • la interdisciplinariedad, el uso de conocimientos procedentes de numerosas disciplinas.
  • la transdisciplinariedad, la síntesis de conocimientos y métodos muy diversos analizados desde una óptica, un objeto formal, propia: la eliminación de la guerra y la violencia estructural.
  • el carácter normativo, comprometido con propuestas concretas de acción.
  • su orientación hacia la acción, hacia la búsqueda de aplicaciones prácticas, su interés por influir de forma activa en la elaboración política y en la toma de decisiones a nivel nacional.
  • su naturaleza internacional, abierta y dinámica.
  • la búsqueda de receptores diversos para sus resultados, que incluyen -desando de lado ahora las polémicas entre sus diversos promotores- los gobernantes, la opinión pública, los movimientos por la paz y en pro del desarrollo (es decir, poniendo acento en todos los casos en el proceso político) y la conciencia global y educación social del conjunto de habitantes del planeta.

Por consiguiente, para algunos investigadores para la paz -en particular, en sus origenes, Adam Curle y Johan Galtung- un objetivo a largo plazo, esencial, es influir a través de la educación para lograr una conciencia global y un compromiso para la acción. Johan Galtung, al hablar de la interrelación entre investigación, educación y acción para la paz, provocó el segundo nacimiento de la educación para la paz.

De acuerdo con el propio Galtung tiene tanta importancia cómo enseñar, la forma, como qué enseñar, los contenidos.

Es aquí donde se redescubren propuestas de los movimientos de renovación pedagógica. Así, por ejemplo, se rechaza la violencia verbal, estructural, implícita en la forma tradicional de enseñanza. Se sugiere, por el contrario: propiciar los debates y exposiciones de varias posturas para minimizar los riesgos de el lavado de cerebro; la investigación creativa; la dramatización y el uso del juego de simulación y de roles; el trabajo en grupo; el uso de medios audiovisuales y táctiles/visuales; el fomento y participación en acciones concretas.

CONTENIDOS
Galtung propone un enfoque que mantenga unida la investigación, la educación y la acción. Se trataría de una metodología que pasaría por cinco fases:

a) análisis del mundo real. Se trata de una fase de recopilación de datos.

b) formulación de fines, de concreción de la idea de la paz.

c) critica. Tras los datos y los valores, le llega elturno al diagnóstico y al prognosis, a la explicación de un vínculo entre el mundo real, criticado y el mundo preferido.

d) elaboración de propuestas. Se trata de trabajar en los mecanismos para pasar del mundo real al imaginario.

e) acción, bien basada en la creación de conflictos para elevar el grado de conciencia y la capacidad de resolverlos (acción dentro del propio grupo educativo) o bien en actuaciones fuera del marco educativo.